La dispepsia o digestión pesada (indigestión) es un trastorno del proceso digestivo que aparece después de las comidas, sobre todo tras comidas excesivas y/o abundantes, copiosas, por algunos medicamentos que lesionan la mucosa gástrica como la Aspirina y los Antiinflamatorios, en procesos depresivos, de ansiedad o estrés y que se vuelve doloroso y difícil, determinados alimentos como consumo excesivo de alcohol, picantes, alimentos grasientos o ingerir grandes cantidades de comida en poco tiempo, el tabaquismo, demasiada cafeína o alimentos con mucha fibra.

 

Hay pacientes que presentan erosiones o úlceras en la mucosa gástrica o en duodeno, la mayoría de las veces producidas por la bacteria Helicobacter Pylori.

El estómago no se relaja en respuesta a una comida, observándose también alteraciones de las  contracciones y del vaciamiento gástrico.

Se manifiesta con flatulencia, náuseas, pesadez, sensación de plenitud gástrica, malestar o dolor de estómago, distensión abdominal y ardor y/o acidez.

Cómo podemos prevenir

  • Relajarse y descansar después de las comidas. Evitar hacer ejercicio inmediatamente tras la ingesta.
  • Destinar suficiente tiempo para las comidas masticando correcta y cuidadosamente los alimentos (unas 20 veces cada bocado). Mantener un horario regular
  • Por supuesto, evitar las posibles causas que lo provocan.

 

Recomendaciones nutricionales

*La piña (por la bromelina) y la papaya (por la papaína) facilitan la digestión de las proteínas. El calabacín y la calabaza se pueden consumir en puré, la patata y el pimiento asado o crudo.

*Evitar exceso de grasas, fritos, mariscos, conservas y encurtidos, especias fuertes, comida basura, chocolate o alimentos que producen o pueden producir intolerancia digestiva, como la leche.

*Es aconsejable tomar alimentos que absorban los gases, como el hinojo en bulbo y el anís en infusiones.

*Ayuda el uso de condimentos saludables como el limón y el  ajo que aumentan la secreción de jugos digestivos.

*Disminuir las bebidas carbonadas y con alcohol.

Tratamiento

Normalmente, si los síntomas son leves, desaparecen solos.
Si hay que erradicar el Helicobacter Pylori usaremos antibióticos.
Si hay mucha acidez tendremos que recurrir a los antiácidos.
Es muy importante la dieta reduciendo los alimentos que pueden favorecerla, así como comer de forma razonable.

Como médicos homeópatas tenemos una serie de medicamentos homeopáticos que nos pueden ayudar de forma eficaz y rápida a disminuir los síntomas y a restablecer el equilibrio de la función digestiva. Entre ellos puede estar Kalium carbonicum, Lycopodium, Nux vómica, Antimonium crudum.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies